Entrevista Nacho Ramos Soler
Nacho Ramos es un boxeador encima del Ring y un enorme luchador en la vida. A pesar de su discapacidad por enfermedad, Nacho no se rinde. Puro coraje, esfuerzo y sacrificio. Una persona ejemplar para todos.  


Hola Nacho. Cuentanos, ¿Cuantos combates tienes realizados, y cuál es tu palmares? 

En cuanto a combates tengo 5 victorias, 1 nulo y 4 derrotas. En mi palmares, 4º clasificado campeonato nacional de Francia en 2013, medalla de plata en el campeonato nacional de Francia 2014 Y oro en el campeonato de Francia 2015.
 

¿Cuál es tu lugar de residencia?

Vivo en Valenzuela, Córdoba.
 

¿Cuando fue tu primer contacto y como fue la idea de empezar en el  mundo del boxeo?

Mi primer contacto fue en 2011 a raíz de entrar a formar parte de la unidad de día de FEPAMIC. Fue gracias al monitor de actividades deportivas  Ramón Bustos, que fue boxeador y empleaba técnicas de boxeo con usuarios de la unidad para aumentar fuerza, equilibrio, coordinación,... Mi intención de competir llego cuando a través del programa de boxeo de Jose Manuel Grande, SEGUNDO ASALTO, en el cual soy uno de los locutores, un compañero me habla del torneo en Francia y de que allí si podía competir.  Así que después de dos años entrenando, me informe bien, preparé toda la documentación necesaria, busque patrocinadores y me presente después de unas pocas horas de autobús junto a Ramón en Perigueaux para mi primera competición y mis primeros combates. Al volver de Francia decidimos empezar a entrenar con Gregorio Pérez "Aspirina" junto al resto de sus chicos, con el miedo de ser los entrenamientos mucho más duros y que mis compañeros no eran discapacitados, pero Aspi ha sabido sacar mi mayor potencial y actualmente entreno pese a mi discapacidad al mismo nivel que mis compañeros que no padecen ninguna discapacidad, adaptando los ejercicios que no puedo realizar.


¿Qué opina tu familia y amigos de todo esto?
 
Al principio no todos lo veían bien. Supongo que al no ser un deporte común en España entre discapacitados, pues es un poco normal que les costara hacerse a la idea de que quería ser boxeador, pero mis más allegados siempre me dieron ánimos y ahora, al ver todos los logros que he conseguido, tanto deportivos como físicos, me dan todo su apoyo y fuerzas para seguir adelante.


¿Qué sientes cuando ves que eres un ejemplo a seguir por todos? Todos te admiramos como persona y como deportista.
 
Imagínate... Es un orgullo sentir que de alguna manera ayudas a los demás. También está la responsabilidad de no fallar y seguir trabajando duro para que vean que querer es poder.


¿Cuál es tu punto fuerte para seguir día a día creciendo como boxeador?
 
Me he propuesto ser el mejor del mundo en mi categoría y para ello hay que trabajar aunque no tengas ganas o estés triste por cualquier cosa. Una vez entras al gym, los problemas y los dolores quedan fuera, aunque a veces por mis dolencias no pueda trabajar según que ejercicios y tenga que hacer otras actividades, pero el entreno diario hay que sacarlo adelante como sea. Muchas veces me regañan porque me duele lo que sea y me callo. Me preguntan como estoy y con la boca pequeña digo que bien para poder entrenar, pero siempre con cabeza sabiendo donde puedo llegar sin lesionarme.


¿Qué consejo les darías a esas personas que viven con alguna minusvalía sobre el deporte?
 
Que aunque trabajar físicamente cuando tienes una discapacidad cause dolores, veas que te cuesta llegar más que al resto y de mucha pereza (jajaja), que no se queden parados. Que practiquen deportes. La gratificación, tanto física como mental, es un millón de veces más grande que cualquier dolor o contradicción que podamos ponernos. Hay un gran abanico de deportes en los que pueden participar, y hoy día, con los medios que tenemos, es sencillo ponerse en contacto con cualquier asociación. El tema siempre es el mismo. Poner ganas y empeño, porque si tú no quieres, por mucho que te faciliten el camino, no hay nada que hacer. 


Cuéntanos tus sensaciones encima del ring.
 
Aunque suene raro, te diré mi mayor sensación y la que más me gusta sentir con una palabra: LIBRE. No sé porque, cuando peleo, me siento libre de mi cuerpo, es como si mi cabeza la pusieran en otro cuerpo y cuando dicen box y suena la campana, no hay quien me pare. Ni me canso, ni tengo dolores, ni nada. Solo aprieto los dientes y suelto las combinaciones que tantas horas he practicado. Es una sensación increíble. 


¿Cuál es tu sueño?
 
Ver y poder competir Handi Boxe en España, que lo trasladarán también a los juegos paralímpicos, y poder pelear en ellos.


¿Quien es tu ídolo?
 
Tengo muchos referentes. Sobre todo mi entrenador Aspi y mis amigos boxeadores como Felipe Castro, Xavi Urpi, Wilfredo Vazquez jr,... También  grandes del boxeo que me han hecho coger como referencia a la hora de estudiar: Ali, Withaker, Chavez, Oscar de la Hoya, Tyson, Jorgue Maromero Paez... Digamos que ídolo no tengo pero si grandes referentes.


Explícanos tus entrenamientos y tu día a día
 
Me despierto a las 6:30 h de la mañana de lunes a viernes para ir a entrenar a Córdoba capital, que está a 75 kilómetros de mi pueblo. Como voy en la furgoneta de FEPAMIC y pasa por otros pueblos a recoger más compañeros de la unidad, tardamos una hora y media larga en llegar. A mi me recogen sobre las 7:10 h de la mañana y vuelvo a casa a las 6 de la tarde. Lunes, miércoles y viernes entreno en el Gym de boxeo con Aspi y el resto de mis compañeros.Los martes y jueves entreno en FEPAMIC. También trabajo en la unidad con mi terapeuta ocupacional, Nuria Santos y mi fisio Alberto Penas. Cuando podemos también entrenamos en la piscina y en otros Gyms donde trabaja Aspi y me dan la oportunidad de ir para preparar mis competiciones.


¿Hasta dónde quieres llegar en el mundo del boxeo?
 
Mi meta sería ser campeón del mundo. Suena muy lejos, pero también sonaba lejos que fuera a boxear y he sido el primer español discapacitado en lograrlo, así que lucharemos para que así sea.
Aprovecho la ocasión para darle las gracias a todo mi equipo por el trabajo que hacen conmigo, a los patrocinadores que hacen que esto sea posible y a mi familia y amigos por aguantarme. jajaja


Desde Club de la Lucha queremos felicitarte por todos tus logros y por ser un ejemplo de superación.  

Compártelo!

Comments (0)

No comments at this moment